26 jun. 2014

TU ERES LA CONFIANZA

               
  Cuentan que el Hermano León tímido, inseguro y quizá lleno de escrúpulos, acudió al Hermano Francisco para que éste le consolara, le diera confianza y seguridad. El hermano Francisco no le dio consejos, ni siquiera le dijo que confiara, ni que todo saldría bien, ni le dio una plática sobre la confianza.

   ¡No! El hermano Francisco abrazó al hermano León y le dictó las alabanzas al Dios altísimo: “tú eres la seguridad, tú eres el protector, tú eres la esperanza, tú eres la fortaleza…”. Y dicen las viejas crónicas que el Hermano León quedó feliz y desde entonces su rostro resplandecía como el sol.

    Es que el hermano Francisco, que apenas cita una sola vez la palabra confianza, es sin embargo el hermano de la confianza total: en Dios, en los otros, en la creación, en todo… No hay nada que temer ni nadie de quien defenderse; es bueno confiar; sin la confianza no se puede vivir y desplegar.

                Pero, sobre todo, el Hermano Francisco dio con la fuente de la confianza, que es de lo que se trata. Si el corazón no tiene fuente, se agota. Francisco dio con el Señor Jesús, fuente y origen de toda confianza.

                Con Jesús se tiene al Padre y con el Padre, Todo.
(Cta. Asís 26)


20 jun. 2014

TATUADOS EN LA PALMA DE TU MANO

       
   No se trata de la “rubia de verano” (gaseosa y vino tinto), ni de la paella playera o el bocata del turista. Llega el tiempo de verano, cuando cambia la actividad, cuando las ciudades se vacían un poco y se llenan las costas. Cuando las vacaciones imponen un ritmo más tranquilo. También este tiempo puede tener sus acentos en la relación con Dios y los otros. Te ofrecemos en nuestra “carta” una degustación muy interesante.

ENCUENTRO PARA JOVENES EN NAJERA, con el lema "Tatuados en la palma de tu mano". Encuentro de oración y reflexión para jóvenes. Tiempo de eelectura del año transcurrido y de compartir experiencias y espacios con los peregrinos de Santiago. Del 1 al 9 de agosto.

CAMPO DE TRABAJO FRANCISCANO EN MARRUECOS. Centro de acogida de niños discapacitados "Lalla Merien" (Rabat). Para jóvenes en búsqueda, durante el mes de agosto.

17 jun. 2014

EN ESTE MOMENTO DE MI VIDA...


Y ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan solo la ternura y la compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. Un buen verso y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría con cualquier cosa mientras mi conciencia esté tranquila.


                También quiero serenidad para sobrellevar el dolor y alegría para disfrutar de lo bueno. Echar desesperadamente de menos a los que ya  no están junto a mí porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada y no dar la espalda a nadie. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, y apasionarme cada día. No convertirme nunca, nunca, en una persona amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque irme, unos pocos piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí con ellos. Solo quiero esto que es todo.

11 jun. 2014

DESDE ADENTRO Y DESDE ABAJO

           
    Hay momentos y situaciones en que no vemos nada y uno no puede más.  Nos vemos y lo vemos todo tan limitado y sin salida!. Y nos pesa el camino de la vida...uno se siente cansado.... Es como si se hubiera ido la luz y la sombra acechase nuestra vida, y no vemos más allá del mal.

      Y el Evangelio habla de otras luces.  Jesús contó unas parábolas llenas de belleza para mostrar cómo el Padre está trasformando la realidad: Desde dentro, como la levadura. En lo pequeño y desde abajo, como el grano de mostaza. Desde la confianza, como la semilla que crece por sí sola. En la ambigua mezcla del bien y el mal, como el trigo y la cizaña…

                Dios está trasformando la realidad y está plantando en nosotros la fe en su Hijo desde dentro, desde abajo, desde la confianza...también desde los cansancios de cada día.


4 jun. 2014

TRAS SUS HUELLAS...


SOLO QUIERO...


Será quizás porque, a estas alturas de la vida, he vivido ya las suficientes horas buenas y malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. El caso es que tengo la sensación de que empiezo a entender un poco de qué va esto que llamamos "vida".

Casi nada de lo que creemos que es importante hoy me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de coronas de laureles y del juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y sobre las que nadie derramará una lágrima.

Rechazo el cinismo de quien solo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros. Y a los indiferentes que nunca se meten en líos. Y a los que creen que solo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.


Creo que empiezo a entender algo de qué va esto que llamamos "vida".